martes, 24 de julio de 2012

INSTITUCIONES POLITICAS EN COLOMBIA


HISTORIA DE LAS INSTITUCIONES POLITICAS EN COLOMBIA
Las instituciones políticas deben ser comprendidas como entidades u organismos relativos al gobierno y cuya tarea es brindar y mantener unas reglas fundamentales referidas tanto al orden político como a la vida social.
La historia de las instituciones políticas colombianas tiene su origen en el siglo XVI, durante la Colonia, las cuales surgen frente a la necesidad de organizarse a partir de la coyuntura que implicó la llegada de los españoles a tierras americanas.
Para comenzar dicha organización, se crearon instituciones con diferentes funciones, tales como:
Audiencias: Eran cuerpos colegiados que fueron creados por la Corona española con el fin de administrar justicia. Con el paso del tiempo se les fueron agregando más responsabilidades, dentro de las cuales sobresalía la de administrar la función que ejercía el gobierno. Las Audiencias eran cuerpos colegiados que actuaron como órganos de consulta y de control sobre los actos del gobierno.
Virreyes: Los virreyes eran los representantes del Rey en América. Sus periodos de gobierno oscilaban entre tres y cinco años, y tenían la función exclusiva de informar al Rey sobre todo lo que sucedía en las colonias de ultramar.
Otras instituciones eran las de la Presidencia, las Gobernaciones y las de carácter local como:
El Cabildo: Su función consistía en administrar el lugar, los cuerpos de policía y los bienes del lugar; hacer reconocimiento de cargos ?desde el gobernador hasta el verdugo? y estar pendiente de cualquier acto temporal y espiritual de la ciudad.
Alcaldes: Su función consistía en administrar justicia y sentenciar los hechos civiles y criminales, contando siempre con la presencia de los miembros del cabildo del lugar.
Con la creación de las instituciones lo que se buscaba, en últimas, era lograr una armonía entre las diversas clases sociales que empezaban formarse, razón por la cual se comenzó a asignarle al Estado algunas funciones que las instituciones provenientes de Europa no alcanzaban a suplir. Entre esas actividades se encontraban las de organizar las ventas de aguardiente, sal y tabaco, así como ocuparse de las restricciones del comercio.
Durante la época de la Colonia, las instituciones no fueron del todo fuertes ya que, como eran de origen reciente, los pobladores lograban burlarlas con relativa facilidad (en especial a través de la evasión tributaria y del acatamiento superficial de las leyes, leyes que, al fin y al cabo, no se avenían a cumplir).
Una nueva etapa en la historia de las instituciones comienza con la gesta de Independencia (1810), pues desde ese momento histórico se comenzó a tomar conciencia de que las leyes y normas que habrían de regir al pueblo debían ser dictadas por instituciones criollas y no por parte de la Corona, lo que llevó a que se desconociesen las Leyes de Indias, que eran dictadas desde España para que fuesen aplicadas en la Nueva Granada.
Es así como comenzaron a aparecer instituciones que dictaran y ejecutaran las nuevas normas y leyes que habrían de regir. Algunas de las nuevas instituciones que aparecieron estaban aquellas que debían conformar un sistema judicial, diferentes cuerpos legislativos, un sistema de procedimiento electoral, un nuevo código civil y penal propio, así como las reglas de participación de los dos partidos políticos que aparecieron por aquel entonces. El problema de todo esto fue que, al haberse creado tantas instituciones sin una base sólida, se cometieron muchos errores que terminarían llevando al país a un estado de crisis y confusión, periodo que ha recibido el nombre de Patria boba.
Durante los años de la República, el gobierno del país recaía sobre unos pocos, pues había innumerables limitaciones para los campesinos e indios, a la vez que los derechos plenos de ciudadanía recaían sobre comerciantes y propietarios y, en contados casos, sobre uno que otro artesano. Tal fue la situación del país hasta la redacción de la Constitución de 1886.
A partir de 1910, la situación del país pareció mejorar; después de vivir violentas guerras civiles, Colombia entró en un periodo relativamente estable que habría de durar casi cuarenta años. Durante ese periodo se crearon nuevas instituciones como el Banco de la República, la Federación de Cafeteros, la Caja Agraria, la Andi (Asociación nacional de industriales), etc.
En los años 50, el proceso de recuperación que vivía el país se vino a pique por la violencia que se desencadenó; además, los empleados públicos comenzaron a caer en el vicio de buscar beneficios personales a costa de las instituciones públicas. Ese fenómeno de corrupción llevó a que se perdiera gran credibilidad en las instituciones públicas, surgiendo nuevos grupos guerrilleros y un desorden nacional generalizado que se trató de recomponer con la puesta en marcha del Frente Nacional.
En el periodo de tiempo que va del Frente Nacional a la redacción de la Constitución de 1991, las instituciones colombianas han sufrido diferentes crisis a raíz de la violencia, el narcotráfico y las guerrillas. Por medio de la Constitución de 1991 se buscaba refrescar las instituciones, otorgándole nuevos retos en un nuevo mundo globalizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada